BALANITIS

El término balanitis hace referencia a la inflamación de la cabeza del pene (glande) debido a diferentes factores como pueden ser: infecciones bacterias, infecciones virales, alérgenos y comúnmente a infecciones por hongos. Por otra parte, a diferencia entre la piel de un pene circuncidado y de uno no circuncidado determina variaciones en la incidencia y el aspecto de las enfermedades del glande y prepucio. Un prepucio largo y con poca higiene predisponen a diversas enfermedades infecciosas como se mencionó o neoplásicas en pacientes adultos mayores. Otro punto importante a tener en cuenta cuando se produce la inflamación de la mucosa del pene, glande y prepucio se le denomina balanopostitis, este término es empleado para describir formas agudas y crónicas de dicha inflamación. En el presente Blog se describirán las balanopostitis agudas que pueden agruparse por lo general con inflamaciones superficiales a pesar de las diferencias etiológicas (traumáticas, irritativas, o infecciosas).


Balanopostitis de etiología mecánica o traumática
La región genital por condicionante que resultan obvias, es una zona susceptible a las agresiones físicas más variadas, entre ellas podemos mencionar las siguientes:
1) Traumatismos secundarios a prácticas de cualquier índole.
2) Lesiones autoprovocadas: como inyecciones de silicona, aceite, inserción de cuentas de rosarios, quemaduras de cigarrillos, etc.
3) Accidentes con los cierres de cremalleras.
4) Fricción o roce con prendas de vestir.
5) Traumatismo de la relación sexual.


Balanopostitis por contacto
Como su nombre lo indica es por el efecto irritativo de contacto de muchas sustancias a las que se puede entrar en contacto; el esmegma (secreción del glande) y la orina retenida son la causa más frecuente al ejercer una acción irritante en pacientes que no están circuncidados.
También esta región balanoprepucial puede estar afectada por diversos agentes químicos como se mencionó, presentes en algunos productos de higiene personal. Dentro de este tipo pueden mencionarse:

1. Irritación causa por residuos de jabones cuando no tiene un adecuado enjuague o quedan retenidos en el interior del saco prepucial.
2. Fitodermatitis (dermatitis causadas con sustancias presentes en las plantas).
3. Sensibilización al látex de preservativos: los condones tienen antioxidantes, conservadores y jaleas, todos ellos frecuentes sensibilizantes potenciales.
4. Sensibilización a benzocaína utilizados sobre todo entre los homosexuales para retardar la eyaculación.
5. La compañera sexual femenina puede utilizar durante el acto sexual cosméticos como lápiz labial o bien saliva, que provocan balanopostitis de contacto al compañero.
6. El creciente temor a las enfermedades venéreas condiciona la utilización de “desinfectantes” irritantes como los derivados yodados o el permanganato de potasio. No debemos olvidar las balanitis ulcerosas o necróticas provocadas por el amonio cuaternario (violeta de genciana) utilizados por sus propiedades antisépticas, antifúngicas y antibacterianas, produce irritación directa a la mucosa.
7. Irritación por el uso de medicamentos en el tratamiento de verrugas genitales.

Por otra parte, el pene puede alterarse por numerosos y diversos agentes etiológicos y patógenos que pueden ser exógenos o endógenos. También la especial localización anatómica y funcionalidad de los genitales externos masculinos posibilita una diversidad de estados patológicos en ocasiones específicos y exclusivos de dicha área como única manifestación respecto al resto del cuerpo. A menudo las enfermedades localizadas en las zonas genitales generan ansiedad al paciente, ya sea por condiciones que resultan obvias, además debido al temor por la posibilidad de haberse contagiado de alguna enfermedad venérea o de padecer de algún tipo de cáncer.

En nuestro próximo Blog se describirán causas de balanopostitis crónicas. Te invitamos a continuar leyendo nuestros blogs.






Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech

MAQUILLAJE CORRECTIVO

El Maquillaje Correctivo terapéutico o camuflaje cosmético, es un conjunto de productos y técnicas dirigidas a disimular cicatrices y discromías permanentes o temporales sobre la piel. Su objetivo es lograr el bienestar físico y psíquico del individuo a través de correcciones ópticas que proporciona este tipo de maquillaje sobre las diferentes las imperfecciones de la piel, remodelando el rostro, reduciendo los rasgos más desagradables y potenciando los más favorables.


Las indicaciones en el ámbito dermatológico son numerosas. Principalmente es empleado en patologías que afectan de forma permanente o transitoria la pigmentación en patologías como: vitíligo, melasma, manchas solares, lunares, rosácea, acné, hemangiomas, malformaciones vasculares o en secuelas cicatrízales de la piel:


Los productos utilizados en el maquillaje correctivo poseen características que los hacen únicos y los diferencian del maquillaje convencional como son:

• Alto poder cubritivo
• Modulable (no cambia el color si se aplica más cantidad)
• Naturalidad (no efecto de máscara)
• No oclusividad
• Resistente al agua
• Fácil aplicación
• Alta tolerancia por la piel
• No comedogénico.


También es importante resaltar que el MCT es una técnica relativamente fácil de enseñar, dando las instrucciones necesarias para el proceso de aplicación de los diversos tipos de maquillaje adecuado para cada tipo de piel y la patología a tratar. Además, se debe interrogar a los pacientes sobre hábitos del uso de maquillaje para no generar inconformidad y falsas expectativas con el empleo del mismo.


El maquillaje correctivo es una técnica que permite brindar satisfacción inmediata a los pacientes al corregir diversas alteraciones de la pigmentación y cicatrices. Puede ser complementario a los tratamientos dermatológicos en la espera de que estos últimos cumplan su finalidad, o ser el tratamiento definitivo de una patología para la que no se han obtenido los resultados esperados. Por otra parte, su empleo puede ser en población adulta y pediátrica por su seguridad.


Es importante resaltar que patologías que cursan con alteración en la coloración ó cicatrices no representan un riesgo de vida; sin embargo, los pacientes que las padecen, presentan repercusión negativa a nivel emocional, psicológico, calidad de vida e inserción en la sociedad, lo que finalmente ocasiona aislamiento social. Por eso es importante dar a conocer este procedimiento por parte de los dermatólogos como una alternativa de mejorar la calidad de vida de las personas.






Dra. Leidy patricia Zúñiga Correa
Dermatóloga
RyZ Dermatech

SINDROME DE FRAGILIDAD UNGUEAL

El síndrome de fragilidad unguel (SFU), se caracteriza por ser un trastorno multifactorial que compromete la lámina ungueal de manos en un 94% de los casos, a diferencia de las uñas de los pies con un 6%. Aproximadamente el 20% de la población está afectada siendo en las mujeres dos veces más frecuente que en los hombres.


La gran mayoría de los pacientes experimentan las uñas frágiles o quebradizas, como un problema estético importante y un porcentaje de pacientes refiere que estas anomalías les resultan dolorosas, alterando sus actividades diarias y teniendo así un efecto negativo en su calidad de vida.


La lámina ungueal normalmente tiene una estructura cohesiva, que se caracteriza por su dureza y flexibilidad. En contraste con la creencia común que el calcio infiere en la dureza de la uña, el contenido de este oligoelemento en la lámina ungueal es bajo (≤ del 0,2% peso), y no contribuye a la dureza. Sin embargo, el azufre contenido en la lámina ungueal es alto (≥ 10% del peso) el cul estabiliza las proteínas fibrosas y son de relevancia para la dureza de la lámina ungueal.


La etiopatogenia puede ser de causa exógena o endógena; los factores exógenos pueden ser: ambientales, químicos y mecánicos los que pueden alterar la estructura de la lámina ungueal siendo los promotores del SFU. Sin embargo factores sistémicos como la oxigenación, el estado endocrinológico, metabólico, y enfermedades crónicas e infecciosas pueden afectar el crecimiento de las uñas.


Los factores endógenos como la vascularización y oxigenación de la matriz ungueal tienen un impacto importante en el crecimiento de las uñas y en la dureza de las mismas.Algunos procesos patológicos que alteran la vascularización y la oxigenación como: la arteriosclerosis, microangiopatía, enfermedad de Raynaud, anemia, policitemia vera, enfermedades infecciosas crónicas (tuberculosis pulmonar, empiema, bronquiectasias), y la sarcoidosis pueden afectar la formación de las uñas.


Por otra parte el estado metabólico en enfermedades como hipopituitarismo, hipotiroidismo, hipertiroidismo, hipoparatiroidismo, acromegalia, diabetes mellitus, gota, osteoporosis, osteomalacia, aciduria, desnutrición (anorexia nerviosa, bulimia) y factores nutricionales también pueden interferir con el crecimiento de la lámina ungueal.


Los factores exógenos que pueden dañar la lámina ungueal son aquellos que interfieren en la cohesión intercelular como son:


1. La hidratación y desecación: la lámina ungueal puede cambiar con las diferentes estaciones del año y puede jugar un papel significativo algunas profesiones y ocupaciones como por ejemplo: amas de casa, enfermería y peluquería, donde la humedad repetitivita y el secado de las manos genera resultados de contracción y expansión de la uña, lo que conlleva a fracturas en la lámina ungueal.


2. Exposición laboral y/o cosmético:b> la exposición a productos químicos como tioglicolatos, cemento, solventes, álcalis, ácidos, anilinas, soluciones de sal y de azúcar pueden disolver los lípidos intercelulares lo cual va a generar daño intercelular en la cohesión, causando fracturas entre los corneocitos. También cosméticos, especialmente removedores de esmalte de uñas, disolventes, endurecedores de uñas, removedores de cutícula, y procedimientos especiales de uñas como envoltura de uñas, uñas esculpidas, aplicación de geles de acrílicos premezclados, y el uso excesivo e incorrecto de herramientas de manicura pueden causar fracturas intercelulares de la lámina ungueal.


3. Trauma: el trauma reiterativo como la mecanografía, marcación telefónica, recorte de uñas inadecuado, y el trauma causado por la excesiva longitud de las uñas puede dañar la superficie de la lámina ungueal y generar fracturas de la misma.


4. Infecciones: las infecciones especialmente por hongos como cándida y en menor frecuencia dermatofitos en uñas de manos pueden verse implicados o estar asociados en el daño intracelular e intercelular por actividad proteolítica sobre los corneocitos en la lámina ungueal.


Los factores externos antes mencionados pueden ser perjudiciales sobre todo para aquellas uñas con una reducida tasa de crecimiento y un tiempo de exposición acumulativa a factores externos.


Una disminución de la concentración de sulfato de colesterol en las uñas de mujeres asociado con la edad, podría representar una predisposición para las manifestaciones del síndrome de fragilidad ungueal en este grupo poblacional. También la concentración de oligoelementos como Calcio, Magnesio, Alumino, Cobre, Hierro y Zinc en el síndrome de fragilidad ungueal no es significativamente diferente de la concentración en uñas normales.

Los cambios asociados con el SFU son subjetivos y por lo tanto difíciles de cuantificar. Algunos de los signos clínicos observados con mayor frecuencia serán comentados a continuación:
Onicosquizia: El deterioro de los factores adhesivos intercelulares de la lámina ungueal se expresa clínicamente como onicosquizia. La onicosquizia se caracteriza por la división en forma lamelar de la lámina ungueal en el borde libre como en capas de cebolla.

Onicosquizia

Onicorrexis: se caracteriza por el engrosamiento longitudinal, adelgazamiento o formación de estrías en la superficie de la lámina ungueal. Las estriaciones longitudinales pueden ser superficiales o profundas por lo general múltiples que comprometan por lo menos el 70% de la superficie ungueal.
Otro signo clínico que le da identidad a la onicorrexis pueden ser único o múltiples escisiones, caracterizado por fragmentos triangulares en el borde libre que puedan ser separados fácilmente.

Onicorrexis

El tratamiento consiste en evitar y tratar algunos de los factores desencadenantes tanto endógenos como exógenos. La terapia tópica es una alternativa atractiva en el tratamiento de enfermedades de las uñas al no ser invasiva y ejercer su acción directa en el sitio afectado. También puede superar la mayoría de las limitaciones asociadas con la terapia sistémica como son los efectos secundarios, interacciones medicamentosas asociadas y mejorar el cumplimiento del paciente; además de reducir el costo del tratamiento en muchos casos. Si presentas algunos de estos síntomas te invitamos que nos visites dado que tenemos una consulta especializada en enfermedades de las uñas.






Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech

CORONAVIRUS | COVID-19

LA PIEL EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS


En este mes hablaremos acerca de algunas recomendaciones dadas por el Grupo de Dermatitis de Contacto y Alergia Cutánea (GEIDAC), para el personal de salud y población en general que utiliza equipos o elementos de protección individual que afectan de una u otra forma la piel : además de brindar algunos consejos para minimizar el daño sobre la misma.


Con la aparición de la pandemia causada por el SARS-CoV-2 (COVID-19), se han implementado medidas de prevención para evitar la propagación del virus tanto en la población en general y personal de salud.


Dentro los lineamientos y recomendaciones que se han dado son:


· Lavado frecuente de manos con agua y jabón
· Uso de geles hidroalcohólicos
· Uso de guantes
· Uso de tapabocas o mascarillas faciales
· Otros equipos de protección individual (gorros, trajes, mascarillas).


Como resultados de estos cambios o medidas adoptadas se ha observado el incremento, aparición, exacerbación o sobreinfección de patologías cutáneas, entre las cuales tenemos:


· Dermatitis irritativa de contacto en manos
· Rosácea
· Acné
· Dermatitis seborréica
· Dermatitis atópica
· Urticaria por presión.

La piel y las mucosas actúan como primera línea de defensa contra los agentes externos como barrera.Se debe intentar mantener esa barrera lo más intacta posible para tener una protección adecuada.

A continuación, se darán algunas recomendaciones para minimizar los daños o efectos secundarios que aparecen con el implemento de todas las medidas de protección.


Covid-19

Covid-19

Covid-19




Dra. Patricia Zúñiga
Dermatóloga
RyZ Dermatech

PIE DE ATLETA

La tiña pedís, o pie de atleta, es una infección micótica superficial producida en la mayoría de los casos por un tipo de hongos que forman parte de la flora normal de nuestra piel conocidos como dermatofitos.


Es común ver este tipo de patología cutánea en zonas con un clima caluroso y húmedo. Entre los factores desencadenantes se encuentra la oclusión como por ejemplo el uso de medias de nailon, calzado deportivo, la hiperhidrosis(sudoración excesiva) , diabetes y el uso crónico de antibióticos y corticoides tópicos o sistémicos.


El agente etiológico más frecuente es Trichophyton rubrum. En la presentación clínica se puede observar al examen físico maceración, eritema, vesículas(pequeñas ampollas) en el tercer y cuarto espacios interdigitales o en la cara plantar del tercer, cuarto y quinto dedos.


Por otra parte, se puede presentar de diferentes formas clínicas entre las que tenemos:


Interdigital

Pie de Atleta


Hiperqueratosica cronica

Pie de Atleta


Inflamatoria

Pie de Atleta


Vesiculo-ampollar

Pie de Atleta


Ulcerativa

Pie de Atleta


El agente etiológico más frecuente es Trichophyton rubrum. En la presentación clínica se puede observar al examen físico maceración, eritema, vesículas(pequeñas ampollas) en el tercer y cuarto espacios interdigitales o en la cara plantar del tercer, cuarto y quinto dedos. Para el diagnostico el examen clínico es más que suficiente; pero en algunos casos en los que pude representar un desafío diagnostico por comorbilidades de los pacientes, el laboratorio inicial que se solicita es un KOH directo donde se pueden visualizar las estructuras micoticas del agente etiológico causante. Por otra parte, el diagnóstico confirmatorio cuando se realiza es mediante el cultivo que permite identificar el tipo y especie del hongo.

Las medidas terapéuticas deben incluir la corrección de los factores predisponentes como la hiperhidrosis, secado adecuado de los pies, uso adecuado de medias de algodón y de calzado que permita minimizar la transpiración. El uso de antimicóticos tópicos y sistémicos deben reservarse para casos extensos ,sintomáticos,y recidivantes en los cuales la valoración oportuna del médico dermatólogo es importante.



Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech

DERMATITIS PERIORAL

La dermatitis perioral también denominada dermatitis periorificial, es una patología inflamatoria de la piel de origen desconocido que afecta principalmente a mujeres jóvenes o en la mitad de la vida y ocasionalmente niños.


Las causas que originan esta patología no están claras, pero hay numerosos factores que pueden influir en su desarrollo:


- Sobrehidratación de la piel ya que esto irrita y afecta la barrera cutánea.
- Predisposición atópica.
- Uso de corticoides tópicos fluorados.
- Factores endógenos como los hormonales.
- Corticoides inhalados con el uso de máscara.
- Pastas o cremas dentales fluoradas.
- Anticonceptivos orales.
- Mercurio de amalgamas.
- Uso de cosméticos muy oleosos.
- Causas infecciosas como cándida o demódex.


La dermatitis perioral se presenta como un rash (brote), pápulas eritematosas menores a 2mm (pequeños granos) en el área alrededor de los labios, pero se puede extenderse hasta los pliegues nasolabiales, área perinasal y alrededor de los ojos, presentando síntomas como ardor y prurito.

El diagnóstico de la dermatitis perioral se realiza mediante la inspección de signos y síntomas presentados por el paciente, y la correlación con los posibles factores desencadenantes. En muchos casos no es necesario realizar exámenes complementarios para hacer el diagnóstico.


Esta es una patología que puede ser autolimitada, pero en la mayoría de los casos se indica un tratamiento adecuado que es de suma importancia para evitar cicatrices y cuadros de recurrencia.


No hay un tratamiento estándar para esta patología, pero contamos con varios medicamentos tópicos y orales, que nos ayudan a mejorar la dermatitis perioral. Aparte del tratamiento farmacológico se deben tener en cuenta ciertas medidas generales como evitar el uso de cremas con flúor y suspender el uso de corticoides fluorados. Pero siempre siempre es recomendable ser valorados por un medico dermatólogo para descartar otras patologías.




Dra. Leidy Patricia Zúñiga
Dermatóloga
RyZ Dermatech