ERITRASMA


El Eritrasma es una infección superficial bacteriana de la piel. Su afectación es a nivel de la capa córnea, su etiología es por la infección por Corynebacterium minutissimum la que es una bacteriana grampositiva.

Para hablar un poco sobre su epidemiologia se caracteriza por ser una enfermedad infecciosa que es frecuente, pero poco contagiosa, se presenta habitualmente más en climas templados, húmedos y tropicales. Por otra parte afecta en igual medida a todas las razas, y es más frecuente en adultos hombres sin comorbilidades. Sin embargo, en países con variación estacional, se presenta con mayor frecuencia en otoño y menor en menor frecuencia en invierno. Se ha observado también que en personas obesas, diabéticas y en mujeres de raza negra las regiones afectadas son más extensas, con predominio en axilas, pliegues sub-mamarios y grandes áreas del tronco.

Su presentación clínica se caracteriza por manchas marrón-rojizas definidas, irregulares cubiertas por escamas finas. Principalmente se presenta en grandes áreas intertriginosas (dos áreas de la piel que pueden tocar o rozar juntas), o por fisuras y maceración en pliegues interdigitales de pies. La evolución es crónica, sin tendencia a la remisión, y generalmente asintomática. Cuando se presentan acompañada de síntomas se manifiesta por irritación de las lesiones en ingles, axilas lo que puede ir acompañado de prurito y liquenificación (engrosamiento de la piel por rascado crónico). Otras zonas que se pueden ver afectadas en hombres suelen ser el prepucio y glande, por lo que debe diferenciarse de otros intertrigos, como por candidiasis , dermatitis seborreica, dermatitis de contacto, psoriasis y eccema.

En las otras áreas de afectación como los pliegues interdigitales de los pies se puede ver descamación, eritema, fisuras, maceración e hiperhidrosis, lo que puede modificar su morfología e incluso pueden observarse vesículas de preferencia entre el cuarto y quinto dedos. También puede presentarse el eritrasma ungueal y en la región anal que puede producir manifestaciones clínicas, como: eritema, descamación, ardor o comezón, que no son específicas de la enfermedad pero que deben hacerse plantear el diagnóstico.

La forma de eritrasma vulvar es poco común y se mal diagnostica generalmente como candidiasis persistente. Su prevalencia probablemente se subestima en la población femenina ya que el tratamiento con imidazoles puede ser efectivo hasta en la mitad de los casos. La forma generalizada es poco frecuente y se ha observado principalmente en mujeres de raza negra y pacientes diabéticos.

Las ayudas diagnosticas que tenemos para confirmar este diagnóstico lo permiten:

• Fluorescencia mediante luz de Wood: (luz ultravioleta), es el método diagnóstico de elección. Se examina la piel con luz ultravioleta de 420 nanómetros en un cuarto oscuro, las lesiones se observan con una fluorescencia rojo coral o naranja; sin embargo, hay casos de eritrasma sin fluorescencia, sobre todo cuando los pacientes se lavan justo antes del examen.

• Microscopía óptica directa: se examinan las escamas obtenidas mediante la toma con cinta adhesiva transparente se puede utilizar hidróxido de potasio al 15% con colorante de azul de metileno, Gram o Giemsa tinciones que permiten visualizar mejor las estructuras de esta bacteria donde se observan bastones aislados o en cadenas, filamentos tortuosos finos de 4 a 7 micras y elementos cocoides de 1 a 3 micras.

• Biopsia cutánea: por lo general no se utiliza excepto cuando existen dudas diagnosticas o se sospecha de otro diagnóstico.

El tratamiento se basa en utilizar antibióticos a los que este tipo de bacteria sea sensible y siempre supervisado por un médico dermatólogo; también se sugiere que se combine con tratamientos tópicos y medidas de higiene.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech

VIRUELA SIMICA


La Viruela símica (VS), se caracteriza por ser una zoonosis viral (virus transmitido de animales a los humanos). Este tipo de virus es del género Orthopoxvirus de la familia Poxviridae. La VS fue descubierta en el año de 1958, pero su afectación a humanos fue reconocida como una enfermedad en el año de 1970.

La transmisión de la VS entre humanos ocurre mediante gotas respiratorias grandes como tos y estornudos, además durante el contacto directo con las lesiones activas y también por el contacto directo con ropa de personas infectadas. También es importante conocer que la transmisión de este virus puede ocurrir a través de la placenta de la madre al feto (lo que puede llevar a la VS congénita) y/o después del nacimiento entre el contacto directo madre e hijo. Por otra parte, actualmente no está claro si la viruela del simio se puede transmitir específicamente mediante transmisión sexual. Se necesitan estudios para comprender mejor este riesgo.

La presentación clínica de esta enfermedad puede tener los siguientes signos clínicos:
• Fiebre
• Erupción cutánea
• Inflamación de los ganglios linfáticos

Sin embargo la VS suele ser una enfermedad autolimitada, con síntomas que pueden durar de 2 a 4 semanas, pero también se ha observado cuadros clínicos graves que pueden llevar a la muerte. Recientemente se ha comunicado que la tasa de letalidad es alrededor del 3%-6%.

La infección se puede dividir en dos períodos:

1. Período de invasión (dura entre 0 y 5 días) caracterizado por fiebre, dolor de cabeza, linfadenopatía, dolor de espalda,dolores musculare ,falta de energía. La erupción de la piel por lo general comienza dentro de 1 a 3 días de la aparición de la fiebre.

2. Erupción Cutánea tiende a concentrarse más en cara y extremidades que en el tronco. Estas lesiones dermatológicas evolucionan secuencialmente de máculas (manchas rojas inflamadas) a pápulas (lesiones sobreelevadas), vesículas (lesiones menores de 5mm llenas de líquido claro), pústulas (lesiones llenas de líquido purulento) y costras que se secan, se caen y son muy pruriginosas.

La confirmación y diagnóstico de la VS solo podrá realizarse por laboratorio, para lo cual se deben recolectar muestras de fluidos tomados del interior de más de una lesión en piel (se sugiere un hisopado de la lesión), que tengan apariencia distinta entre sí, e idealmente, de diferentes zonas del cuerpo. Estas deben ser almacenadas y remitidas al Laboratorio Nacional de Referencia del Instituto Nacional de Salud en medio de transporte viral o en solución salina estéril.

Se puede considerar la biopsia de las lesiones teniendo en cuenta el criterio médico. Adicionalmente, muestras de sangre total y/o suero, e hisopado respiratorio pueden ser requeridas para la detección de otros agentes del diagnóstico diferencial.

El tratamiento de la VS hasta el momento no es específico contra la infección por este tipo de virus. Sin embargo, hay antivirales en estudio y en vías de aprobación, hasta el momento muy pocos aprobados para el tratamiento y no son ampliamente disponibles en el mundo. Aunque los síntomas de la VS símica suelen resolver espontáneamente, la atención clínica debe optimizarse al máximo con el fin de aliviar los síntomas, controlar las complicaciones y evitar secuelas. Se debe ofrecer abundantes líquidos y alimentos a los pacientes para mantener un buen estado de hidratación y nutrición. Las sobreinfecciones bacterianas secundarias deben tratarse según esté indicado.

Sí se considera tener los signos y síntomas de esta enfermedad después de haber tenido contacto con un caso confirmado debe comunicarse con su EPS.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech

Información obtenida de
https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/VS/ED/abece-viruela-simica-mono.pdf

PITIRIASIS ALBA


La pitiriasis alba (PA) es una patología muy frecuente en los niños, es de carácter benigno, pero es de mucha importancia para los pacientes por el compromiso estético que representa, influyendo muchas veces en su calidad de vida. Se presenta principalmente en la edad pediátrica, sin distinción de género, tiene un predominio estacional siendo más frecuente en épocas de verano y se puede presentar en todos los fototipos cutáneos.

Su etiología es desconocida, se describen posibles factores asociados como presencia de bacterias u hongos, desnutrición hábitos higiénicos, los cuales no están confirmados, pero si actualmente se sabe que hay dos factores que juegan un rol importante:
- Dermatitis atópica.
- Exposición solar.

Se caracteriza clínicamente por presentar inicialmente manchas con leve eritema que progresan a manchas pálidas, la superficie puede ser áspera y tener una descamación blanquecina; algunos pacientes pueden presentar prurito de las lesiones (picazón). Estas lesiones generalmente se presentan en zonas como tronco , piernas, cara y brazos, estas dos últimas zonas como están más expuestas al sol, serán más evidentes en personas de piel más oscura.

El diagnóstico de la PA es clínico, es decir se hace por medio del examen físico del paciente durante la consulta dermatológica, en ocasiones se puede hacer uso de herramientas como la lampara de Wood, para visualizar las lesiones y descartar otras patologías. No es necesario hacer exámenes de laboratorio en sangre o biopsias de piel, excepto que se sospeche de otra patología.

La PA es una patología benigna autolimitada y no tiene un tratamiento específico o eficaz, al estar asociada fuertemente a la dermatitis atópica se dan recomendaciones estrictas de hidratación y protección solar. En algunas ocasiones se pueden emplear medicamentos tópicos, pero se definen según las características de las lesiones de cada paciente.

¡¡¡¡¡¡IMPORTANTE!!!!!!
- Es una patología muy frecuente en pacientes con dermatitis atópica.
- No es contagiosa.
- No es necesario hacer exámenes de laboratorios en sangre.
- No esta asociada a parásitos intestinales.
- Los baños deben ser cortos y con agua tibia.
- Uso de Cremas hidratantes y protectores solares especiales para piel atópica.




Dra. Leidy Patricia Zúñiga
Dermatóloga
RyZ Dermatech

PRURIGO SIMPLE INFANTIL


El prurigo simple infantil (PSI), es considerado como una reacción de hipersensibilidad a ciertas sustancias de la saliva de los insectos, por lo general a los mosquitos (zancudos). También es conocido como prurigo estrófulo o urticaria papular; y como se mencionó se asocia a la picadura de insectos hematófagos. Es frecuente de observarlo en la infancia y en menor proporción en adultos el cual puede estar desencadenado por otro tipo de alergeno.

La manifestación clínica es dada por la aparición de pápulas pruriginosas, eritematosas, cuya distribución guarda relación con el hábito alimenticio del insecto, el número puede ser variable y pueden ser diseminadas. Este tipo de lesiones suelen desaparecer en algunas horas, sin embargo en algunos casos pueden permanecer las seropápulas de Tomasoli que son pápulo-vesículas o pápulas de 3 a 10 mm con un punto central y cubiertas por costras serosas o hemáticas secundarias al rascado.

El diagnóstico de esta entidad dermatológica por lo general es clínico y rara vez se necesitan de estudios complementarios.

El tratamiento del PSI debe ser sintomático, con antihistamínicos orales y opciones tópicas como corticoesteroides tópicos, emolientes hidratantes para la piel para aliviar el prurito y así evitar la sobreinfección de las lesiones.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech

ACNE DEL ADULTO


El acné es una de las patologías más frecuentes en la dermatología y en la población adolescente principalmente, pero en las últimas décadas se ha observado un aumento progresivo de casos de acné en personas mayores de 25 años, en su mayoría mujeres, esto es lo que se denomina acné del adulto o acné tardío.

Se considera como acné del adulto, como el acné que se persiste como continuación de síntomas de acné en personas más allá de los 25 años o aquel que se presenta después de los 25 años de edad.

Podemos encontrar que el acné del adulto poder estar asociado a diferentes causas:
· Hormonales
· Genéticas
· Cigarrillo
· Síndrome metabólico
· Factores emocionales
· Medicamentos
· Maquillaje oclusivo

Se presenta clínicamente como pápulas inflamatorias, escasos comedones y se ubica principalmente en la zona mandibular y el cuello, que conduce posteriormente a la presencia de cicatrices y manchas postinflamatorias. También se pueden encontrar manifestaciones asociadas como alopecia con patrón androgénico, hirsutismo (aumento del vello corporal) y aumento de la seborrea en cara y cuero cabelludo.

El diagnóstico se realiza de forma clínica, con el interrogatorio y el examen físico del paciente durante la consulta. En algunos casos es necesario solicitar exámenes de laboratorio si hay sospecha de alteraciones hormonales.

El acné en la edad adulta es resistente al tratamiento convencional, se debe educar al paciente en ser persistente y perseverante con la aplicación del tratamiento para evitar secuelas cicatrízales. Además de manejar los posibles desencadenantes incluyendo estilos de vida.

Recomendaciones: · Limpieza diaria de la piel en las mañanas y en las noches con productos adecuados.
· Hábitos saludables: disminuir ingesta de licor y cigarrillo.
· Realizar actividad física para disminuir estrés y ansiedad.
· Uso de maquillaje no comedogénico.
· Siempre descartar causas hormonales.
· No manipular las lesiones, para evitar secuelas cicatrízales.
· No automedicarse. No dudes en hacer tu consulta para tener un tratamiento oportuno y personalizado.




Dra. Leidy Patricia Zuñiga
Dermatóloga
RyZ Dermatech

URTICARIA VASCULITIS


La urticaria vasculitis (UV), es un tipo de urticaria crónica que se asociada con vasculitis leucocitoclástica. Este tipo de Urticaria se caracteriza por ser idiopática en la mayoría de los casos donde no se logra determinar su desencadenante, pero hay casos donde se ha visto su asociación a:

· Enfermedades de tejido conectivo como: lupus eritematoso sistémico y síndrome de Sjögren
· Neoplasias como: gammapatías monoclonales, linfomas
· Enfermedades crónicas
· Infecciones como:b> hepatitis A, B y C, Epstein Barr y Borrelia Burgdorferi
· Fármacos como: cimetidina, fluoxetina, procainamida, atenolol, sulfametoxazol, paroxetina, valproato de sodio, ciprofloxacino y zidovudina
· Enfermedad del suero.


Por otra parte, la UV de causa idiopática puede clasificarse de dos formas:
· Normocomplementémica: la cual puede asociarse con síntomas sistémicos como daño renal, artralgia y otros problemas, pero menos frecuentemente afectado.
· Hipocomplementémica: tiene mayor compromiso sistémico y con daño severo de otros órganos.

Esta patología dermatológica, se observa con mayor frecuencia en adultos en la cuarta década de la vida, siendo esporádicos los casos en la edad pediátrica. También se ha visto una mayor prevalencia por el género femenino alrededor del 60 al 80% de los casos descriptos.

En la fisiopatología de la UV, muchas teorías se han propuesto, pero la que más se acerca a la explicación es que se cree que esta dermatosis esta mediada por un mecanismo de hipersensibilidad en la que se forman inmuno-complejos por la generación de autoanticuerpos tipo inmunoglobulina (IgG) o de forma exógena secundaria en respuesta a fármacos o algunas infecciones previamente descriptas.

La clínica de la UV se caracteriza por pápulas o placas urticarianas (leer blog de urticaria), que duran más de 24 horas asociadas con púrpura, petequias u oscurecimiento de la piel. Para la confirmación del diagnóstico la biopsia cutánea es el examen de elección dado que permite observar el tipo de células inflamatorias que están predominando en este tipo de lesiones dermatológicas. Por otra parte, a todos los pacientes en los que se confirme una UV debe el médico tratante intentar determinar la posible causa asociada que dependerá de la sintomatología, la clínica del paciente, la biopsia cutánea, el resultado de la anatomía patológica y finalmente los estudios complementarios que considere necesarios.

El tratamiento siempre dependerá de la causa desencadenante de este tipo de patología, por lo tanto, es importante la valoración del médico dermatólogo el cual con su experiencia podrá brindar el mejor tratamiento a cada paciente.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech