ALOPECIA AREATA

La alopecia areata (AA) , es una dermatosis caracterizada por la pérdida de pelo no cicatricial en áreas pilosas, de predominio en cuero cabelludo con una evolución impredecible y variable. A pesar de los esfuerzos multidisciplinarios, su etiología sigue sin conocerse con exactitud, aunque algunas evidencias sugieren que factores ambientales, inmunológicos, psicológicos y genéticos que podrían estar originando la enfermedad.

Por otra parte, la AA se clasifica en tres grupos de acuerdo con la severidad y las regiones en donde se observa la ausencia de pelo.

1. Alopecia Areata en parche: es la forma más común la cual clínicamente se manifiesta por la presencia de parches redondos u ovalados en la cabeza (90% de los casos).

2. Alopecia Areata Total: se presenta como la ausencia total o casi total de pelo en el cuero cabelludo.

3. Alopecia Areata Universal: Es la más grave de las formas y diferenciada de las dos anteriores porque la pérdida total de pelo es observada en todo el cuerpo, que incluye la cara, cuerpo y cuero cabelludo.

Algunos estudios han establecido que la AA afecta al 1-2% de la población en general, con un riesgo estimado de presentar la enfermedad a lo largo de la vida de 1,7%. También se ha observado que no tiene prevalencia por género y las edades con mayor frecuencia oscilan entre los 4-5 años y los 15-40 años, con mayor predominio entre los 10 y los 25 años (60% de los casos).

El diagnóstico en pacientes con AA puede ser en ocasiones complejo especialmente en recién nacidos, por el poco pelo que tienen en esta etapa. El diagnóstico debe estar basado en la historia clínica, la exploración física y apoyo de técnicas como el signo de la pilotracción y el signo de Jacquet, o con el uso de herramientas como el dermatoscopio. Otros anexos cutáneos que pueden verse comprometidos son las uñas donde se ha comunicado que entre 10-66% de los pacientes con AA podrían presentar alteraciones ungueales:pitts (pequeños hoyuelos).También el pelo puede observarse con un color blanquecino, delgado y carente de brillo en algunos pacientes. Los exámenes como biopsias y anatomopatológica, aunque no son de rutina para el diagnóstico podrían ser de utilidad en casos particulares. Además, las pruebas de laboratorio también podrían ser de utilidad sobre todo en aquellos pacientes en los que se sospeche o coexistan condiciones relacionadas con autoinmunidad.

En la actualidad no existe un tratamiento universal y totalmente aceptado para todos los casos de AA. Sin embargo algunas de las guías que se han adoptado mundialmente sugieren el uso de inmunoterapia tópica e intralesional con corticoesteroides como primera línea de manejo; sin embargo, también se han utilizado dinitroclorobenceno, difenciprona o el ácido escuárico dibutilester como opciones terapéuticas con resultados variables.

En los casos de alopecias areatas totales o universales algunas opciones de tratamiento incluyen inmunosupresores sistémicos y algunos medicamentos de nueva generación como son los biológicos. Todos estos fármacos están encaminados a disminuir la inflamación, evitar la pérdida de pelo y controlar los síntomas. Es importante resaltar que los pacientes que se encuentren en este tipo de tratamiento deben ser monitoreados clínicamente por los efectos adversos que pueden generarse. Sin embargo, a pesar de las diversas opciones de tratamientos para AA, cada individuo responde de manera independiente tanto a los fármacos como a las enfermedades dado que esto dependerá de un conjunto de factores: como la edad de inicio, edad del paciente, antecedentes familiares, además de condiciones clínicas que podrían estar asociadas.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que la pérdida de pelo en niños y adultos tiene un efecto psicológico importante, no solo en los pacientes afectados, sino también en las familias, dado el efecto cosmético que causa, generando baja autoestima, ansiedad, depresión y efectos negativos en su calidad de vida; por lo que el paciente con AA debe recibir asesoría médica como psicológica. El médico debe explicar al paciente o a los padres del paciente la naturaleza impredecible de esta enfermedad, el curso que podría tomar, los tratamientos disponibles en la actualidad y el éxito o fracaso que podrían tener.



Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech