QUERATOSIS SEBORREICA

Existen diversos tumores benignos que pueden aparecer en nuestra piel, hay algunos más frecuentes que otros, pero en este blog te informaremos acerca de las queratosis seborréicas.


Las queratosis seborréicas es uno de los tumores de carácter benigno más frecuentes en la edad adulta encontrándose hasta en un 50% de esta población. No se conoce una causa exacta, pero puede tener una predisposición genética, y es un signo de envejecimiento cutáneo por tal motivo es más frecuente su aparición a partir de los 30-40 años y se presenta tanto en hombres como en mujeres . Se caracterizan inicialmente por ser manchas parduzcas (máculas) que con el tiempo adquieren relieve, adquiriendo una superficie untuosa y áspera al tacto; pueden ser lesiones únicas o numerosas y se presentan en diversos sitios anatómicos como cara, cuello, extremidades excepto en mucosas, palmas de manos o plantas de pies. Generalmente no causan ningún síntoma, pero algunas personas pueden presentar picazón o sensibilidad especialmente si están en una zona de rozamiento o causar molestia estética.


El diagnóstico de la queratosis seborréicas es clínico, es decir con la observación directa de la lesión y con la ayuda de un dermatoscopio (lupa), en ocasiones presentan pigmento o inflamación y pueden ser confundidas con otros tumores de piel para lo cual se realiza biopsia de piel.


El tratamiento se realiza básicamente por molestia estética o que la lesión presente dolor, picazón o traumatismo constante. Hay varias opciones de tratamiento entre los que tenemos: electrocoagulación, crioterapia, curetaje, laser de CO2, laser de erbio, entre otros ; todos estos tienen como fin remover las lesiones pero no evita que aparezcan nuevas lesiones en otras partes del cuerpo.


Las queratosis seborreicas no son contagiosas, ni da lugar al desarrollo de tumores malignos, la aparición de lesiones es progresiva y lenta con la edad. Si hay aparición súbita o aguda de estas lesiones es importante consultar rápidamente por que a veces pueden ser el signo de alarma o una manifestación de un tumor interno.





Dra. Patricia Zúñiga
Dermatóloga
RyZ Dermatech