QUISTE EPIDÉRMICO

¿QUE SON LOS QUISTES EPIDERMICOS?

El quiste epidérmico, también descripto en la literatura médica como quiste infundibular o epidermoide, son quistes queratinosos (conformados por queratina material de la cual la piel está conformada). Estas lesiones nodulares por lo general son superficiales, asintomáticas, móviles, duro-elásticos y en ocasiones pueden llegar a doler sí presentan inflamación o infección, en la mayoría de las ocasiones generado por automanipulación; cuando se rompen se puede salir el contenido de estos el cual tiene un olor característico fétido.

Es considerado el tumor benigno más frecuente junto al quiste triquilemal con una presentación del 80-90% de todos los quistes. Su edad de mayor presentación es la adolescencia y es raro de verlo en niños, afecta ambos géneros en igual proporción y se cree que su origen es el folículo piloso. Las áreas seborreicas como cara, cuello y tórax, son las más afectadas y en mucho menor proporción las extremidades.
Por otra parte, en su presentación clínica pueden ser únicos o múltiples, además en ocasiones pueden estar asociados algunos síndromes que comprometen la piel como por ejemplo el síndrome de Gardner. La probabilidad de malignidad de este tipo de lesiones es nula y en ocasiones pueden calcificarse.

El diagnostico por lo general se realiza mediante la presentación clínica, pero también se pueden utilizar algunos métodos diagnostico como la ecografía de tejidos blandos para confirmar el diagnóstico además para conocer su extensión hacia la profundidad y estimación del tamaño.

En cuanto al tratamiento, la elección es la resección quirúrgica la cual dependerá del tamaño de la lesión, la localización y la finalidad estética que en muchas ocasiones también representa un desafío para el médico tratante.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech