CARCINOMA BASOCELULAR


El carcinoma basocelular (CBC), pertenece a la clasificación de los cánceres de piel tipo no melanoma. Es el tumor maligno que con mayor frecuencia es diagnosticado y a su vez el más común en seres humanos. Este tipo de cáncer de piel generalmente no da metástasis, pero causa una morbilidad significativa cuando no es diagnosticado de manera oportuna y tratado de forma adecuada. Se caracteriza por que no tiene predilección por género ni raza y la gran mayoría se encuentran relacionados con la exposición solar crónica debido a los hábitos de exposición. Uno de los ejemplos más claros a nivel mundial es Australia que se presenta como uno de los países con mayor incidencia anual siendo el cáncer de piel el numero 1 sobre todos los tipos de canceres que los seres humanos podemos experimentar.


Es importante tener en consideración que a medida que envejecemos la frecuencia aumenta teniendo casos aislados antes de los 30 años, aumentando desde los 40 años, y alcanzando la mayor afectación en los pacientes mayores de 70 años con tasas de afectación de 119 x 100.000 en mujeres y 141 x 100.000 en hombres. El CBC constituye el 60% de tumores diagnosticados en piel.


El factor involucrado más común para el desarrollo de los CBC como se menciono es la exposición a la luz ultravioleta (recordar no solo exposición solar , si no todo tipo de fuente de luz que genere rayos ultravioleta), especialmente en aquellas personas de fototipos de piel I y II (pacientes , que se queman fácilmente y prácticamente no se broncean, sin olvidar como se mencionó afecta cualquier fototipo de piel).Por otra parte también pacientes que viven en zonas más cercanas de la línea de Ecuador, debido a la manera como inciden los rayos solares en estos países del mundo. La exposición crónica a los rayos ultravioleta actúa en forma de daño acumulativo de igual manera que lo hace la exposición intermitente. El daño es directamente sobre al ADN de las células de la piel (queratinocitos) lo que produce la inhabilidad para repararlo, y explicaría la aparición de algunos de los CBC.


El diagnóstico de este tipo de cáncer de piel, se realiza mediante la historia clínica, la evolución de la lesión dermatológica y por la sospecha clínica apoyados por la dermatoscopia. Por otra parte, para la confirmación del diagnostico es necesario la toma de una biopsia cutánea la cual posterior a la lectura y valoración por el medico patólogo confirmara la impresión diagnostica. Las formas clínicas que se presentan los CBC son varias, siendo las más frecuente la forma nodular y superficial entre un 80-85%. Por esta razón es la importancia siempre de biopsiar este tipo de lesiones a pesar de que en muchas ocasiones la clínica sea sugestiva de CBC, pero también es dado que dentro de la misma patología podemos tener diferentes patrones histológicos y de acuerdo a esto también se definirá el tratamiento.


Para finalizar el tratamiento de los CBC en la mayoría de los pacientes es quirúrgico donde pueden existir diferentes técnicas quirúrgicas para su manejo. Es importante que siempre la finalidad del manejo quirúrgico es curar al paciente, sin descuidar la parte funcional y estética. Por otra parte en pacientes donde existen comorbilidades, paciente de edad avanzada, o número de lesiones a tratar se plantearan otros tipos de tratamiento; por esto es la importancia no solo del manejo del médico dérmato-oncólogo si no del manejo integral multidisciplinario en este tipo de pacientes con cáncer de piel.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech