Lipoma

Los lipomas son tumores benignos de origen mesenquimatoso, siendo estos los que ocupan el primer lugar en frecuencia entre los tumores de partes blandas alrededor del 16 al 50%; representa a su vez, el 1% de los tumores benignos. Suelen manifestarse por lo general después de los 20 años de edad.

Por otra parte los lipomas son masas asintomáticas, simétricas, de crecimiento lento (por lo general entre seis meses a un año) con tamaños variables entre 2-10cm de forma regular y redondeada a ovoidea o discoide, consistencia blanda o quística, superficie habitualmente lobulada,tienen buena movilidad y pueden conducir a la formación de hoyuelos en superficie al ejercer su movimiento pasivo. La palpación es indolora y cuando existe sensación de disconfort, se debe a compresión de nervios periféricos o por variedades especiales del mismo tumor. También se ha postulado su presencia más habitual en individuos con sobrepeso u obesos, aunque la pérdida importante de peso no reduce el tamaño de los lipomas.

La prevalencia de la psoriasis en la población en general es entre 2-3%, puede afectar a todos los grupos etarios y en ambos géneros por igual con un aumento en la incidencia entre los 20 y los 55 años . En un tercio de los pacientes con psoriasis esta aparece antes de los 20 años.

Una de las formas de clasificar los lipomas es según su localización:

1. Cutáneos o Superficiales: cuya presentación es, por lo general, en espalda, hombros y cuello y con menor frecuencia en brazos, nalgas y muslos.

2. Profundos: ubicados en distintos sitios, como manos y pies, pared torácica, mediastino, zona paratesticular, perioteal, yuxtaarticular, etc. Pueden estar en mucosa oral, aunque no es común. En este caso se ubica en encías, lengua, pliegues mucobucales, entre otros.

El diagnóstico de este tipo de lesiones es generalmente clínico, pero en algunas ocasiones cuando son tumores grandes, se pueden emplear métodos complementarios imagenológicos como ecografía de tejidos blandos, tomografía computarizada o resonancia magnética.

Frente al tratamiento de los lipomas generalmente no es necesario; sin embargo, si el lipoma supone una incomodidad, es doloroso o crece, o el paciente lo desea por finalidad estética el médico recomiende que se trate mediante cirugía.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech