QUERATOSIS PILAR

La queratosis pilaris es una condición dermatológica, comúnmente en la piel de personas con dermatitis atópica o piel seca. Clínicamente se puede observar pápulas eritematosas e hiperqueratosis (granitos con piel dura en la superficie e inflamación), se ubican principalmente en zonas con vello corporal y se palpa como piel de rallador al pasar la mano. Suelen aparecer en la cara lateral externa de los brazos, muslos y nalga.


Esta condición dermatológica por lo general empeora durante el invierno y tiende a mejorar durante en el verano por el efecto inmunosupresor que presenta el sol sobre la piel. Otro de los factores precipitantes a tener a consideración es la ropa muy ajustada la cual puede generar mayor fricción y por lo tanto inflamación de las lesiones. La queratosis pilaris no tiene causas conocidas, pero como se menciono puede tener una carga genética la cual puede ser heredada de padres a hijos.


Por otra parte es importante entender que no representa un peligro para la vida; pero si puede tener una implicación estética y psicológica en algunos pacientes donde puede afectar su calidad de vida.


Para su diagnóstico no es necesario ningún examen especializado, solo con la revisión por parte del médico dermatólogo se podrá tener el diagnostico además de indicar el mejor tratamiento de acuerdo al estado de la piel.


Algunos consejos para mejorar la Queratosis pilar:
· No usar ropa ajustada.
· Baños cortos con agua tibia
· Jabones cremosos
· Secar la piel con la toalla por toques
· Usar exfoliantes una vez por semana
· Utilizar cremas hidratantes adecuadas indicadas por un dermatólogo
· Algunas veces es necesario el uso de medicamentos tópicos, según la condición de la piel
· Los procedimientos estéticos como la dermoabrasión o peelings quimicos pueden ayudar a mejorar su apariencia.




Dra. Leidy Patricia Zúñiga Correa
Médica Dermatóloga
RyZ Dermatech