URTICARIA AGUDA

La urticaria aguda es una reacción inflamatoria limitada a la piel que se caracteriza por la rápida aparición de lesiones cutáneas eritematosas o blanquecinas, edematosas, pruriginosas y transitorias, comúnmente llamadas ronchas o habones; estas se pueden localizar en cualquier parte del cuerpo o las mucosas. La urticaria aguda se caracteriza por presentarse durante menos de seis semanas.


Por otra parte la urticaria aguda es una enfermedad cutánea frecuente. La incidencia real no se conoce, se estima que aproximadamente entre el 15% al 25% de la población general puede presentar este cuadro clínico en algún momento de su vida. En la mayoría de los casos su presentación es leve, aunque recurrente, puede afectar a todos los grupos etarios. Las formas agudas se observan con mayor frecuencia en niños y adultos jóvenes. También es un poco más común en mujeres que en hombres, además en la urticaria aguda es frecuente el antecedente de atopia.


La etiología de esta patología dermatológica son innumerables y en muchas ocasiones es difícil determinar cuál fue el factor desencadenante que originó el cuadro clínico. En la población general los primeros factores desencadenante son los medicamentos y con menor incidencia los alimentos, picadura de insectos y determinados antígenos tanto inhalados, ingeridos o de contacto. En niños los alimentos son los principales responsables de la urticaria aguda seguida de medicamentos y otros alérgenos.


Factores Desencadenantes (Alergenos)

Farmacos

· Ácido acetilsalicílico
· Penicilina
· Sulfonamidas
· Antiinflamatorios no esteroideos
· Analgésicos
· Morfina
· Codeína
· Aditivos salicilatos
· ácidos benzoico
· Tartracina
· Sustancias de contraste
· Sedantes, tranquilizantes
· Diuréticos
· Anticonceptivos
· Vitaminas.


Alimentos

· Leche y derivados
· Huevo y derivados
· Derivados del cacao: chocolates
· Pescado
· Mariscos
· Camarones
· Carne de cerdo y derivados
· Cereales
· Café
· Té
· Frutas y frutos secos
· Plátano
· Aguacate
· Castaña o kiwi
· Gaseosas oscuras y refrescos con colorantes y levaduras

Infecciones

· Enterovirus: Coxsackie y Echovirus
· Mononucleosis
· Hepatitis A
· Infecciones bacterianas

Otros

· Picadura de insectos
· Aeroalérgenos por inhalación
· Factores físicos: luz solar, frío.

La presentación clínica de la urticaria, la lesión primaria es la roncha o habón, una elevación de la piel, edematosa y firme de color rosado o blanco, que se blanquea a la presión y provoca prurito. Estas lesiones pueden variar de tamaño entre milímetros a varios centímetros. Estas lesiones pueden aparecer en cualquier zona de la piel, son polimorfas, pueden formar placas de mayor tamaño y de formas redondeadas, ovoides, circinadas, anulares, entre otras.

Para el diagnóstico de la urticaria aguda la historia clínica es la herramienta más útil. Los estudios complementarios se solicitaran si se tienen otras sospechas diagnosticas. Si se sospecha una urticaria aguda de origen infeccioso se deberá estudiar al paciente con los estudios que cada médico considere correspondiente.

El tratamiento de la urticaria aguda depende en primer lugar de poder identificar el agente etiológico responsable. Esta identificación es relativamente fácil en los casos de urticarias inducidas por alimentos y medicamentos, casos en los que se deberá evitar su ingesta. Los fármacos comúnmente empleados para su manejo son antihistamínicos y corticoides; sin embargo siempre es conveniente la valoración por un médico dermatólogo para poder establecer su diagnóstico y tratamiento.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech