Pediculosis

Las verrugas vulgares, también conocidas como mezquinos son lesiones cutáneas causadas por el virus del papiloma humano (VPH); los papilomavirus humanos se encuentran extendidos en la naturaleza, asociados generalmente a lesiones benignas.

El contagio con este tipo de virus depende de varios factores entre los que tenemos:

• Localización de las lesiones.
• Cantidad de virus presentes en las lesiones.
• Grado y naturaleza del contacto.
• Estado inmunológico general y específico del individuo para él VPH.

El reservorio de los VPH son las personas con infección clínica o subclínica, así como el medioambiente dado que este virus puede sobrevivir en superficies inertes. Es imposible evitar el contacto este tipo de virus. Por otra parte el virus tiene como blanco a las células de la capa basal de la piel, a las que puede llegar por ruptura de la misma. No se conoce si este virus tiene la capacidad de penetrar la piel intacta sin traumatismo previo.


Manifestaciones clinicas

Las verrugas se clasifican según la localización o la morfología clínica, y pueden dividirse en cutáneas y extra-cutáneas (mucosas), de las cuales no haremos hincapié en el presente blog.


Verrugas cutaneas


Verrugas Vulgares

Verrugas Vulgares: Son pápulas hiperqueratosicas, escamosas y ásperas al tacto, se localizan en cualquier superficie cutánea, pero lo hacen con más frecuencia en manos (dorso y dedos). Pueden ser únicas o agrupadas en placas. Se presentan mayormente en niños y adultos jóvenes.



Verrugas Planas

Verrugas Planas: se observan como pápulas ligeramente elevadas de 2-4 mm de diámetro, cubiertas por una fina escama de color rosado o color piel normal. Se localizan con más frecuencia en cara, manos y parte inferior de piernas, son comunes en niños y adolescentes.



Verrugas Filiformes

Verrugas Filiformes: estas lesiones aparecen en cara, cuello, axilas y otros pliegues; a veces pueden presentarse como verdaderos cuernos cutáneos, es importante resaltar que son diferentes de los fibromas blandos que son tumores benignos y no tienen vinculación con este tipo de virus.



Verrugas Palmares y Plantares

Verrugas Palmares y Plantares: son lesiones endofíticas, gruesas e hiperqueratosicas, generalmente dolorosas a la presión. Los puntos negros que se observan en la superficie de estas lesiones son los capilares trombosados. También son conocidos como ojos de pescado.



Verrugas en Mosaico

Verrugas en Mosaico: son el resultado de la coalescencia de verrugas plantares o palmares grandes generalmente son refractarias a los tratamientos.



Verrugas Ano-genitales

Verrugas Anogenitales: conocidas también como condilomas acuminados, consisten en pápulas localizadas en periné, genitales, pliegues inguinales y ano. Presentan tamaño variable y en ocasiones pueden forman masas exofíticas grandes, similares a un coliflor. A nivel del cuerpo del pene, en ocasiones aparecen como verrugas sésiles aisladas. Uno de los riesgos de este tipo de verrugas es que pueden extenderse internamente hacia la vagina, uretra y recto.


El diagnóstico de este tipo de patología cutánea se basa en la presentación clínica, localización anatómica e histología cuando existen dudas diagnostica. En la mayoría de los casos no es necesaria la identificación del genotipo viral, pues en general corresponde a tipos de bajo riesgo. Cuando la localización es genital y perianal se debe hacer examen ginecológico y proctológico, para descartar compromiso interno por este tipo de virus.

Respecto a la elección del tratamiento dependerá de la localización, tamaño, cantidad de lesiones y el tipo de verrugas, así como de la edad y la cooperación del paciente, sumados a la experiencia del médico.

Los niños que presentan verrugas pueden no requerir tratamiento. Las dos terceras partes de las lesiones pueden remitir en el término de dos años; pero se recomienda que el paciente sea tratado dado a la posibilidad de autoinfección y aumento en el número de lesiones.

La existencia de numerosas modalidades terapéuticas refleja que ninguna es totalmente efectiva el cien por ciento, la mayoría de los tratamientos apuntan a la destrucción de las verrugas. Es así que antes de elegir un tratamiento debe considerarse el dolor, las molestias y el riesgo de formación de cicatrices. En pacientes con verrugas anogenitales deben examinarse las parejas sexuales y si hay lesiones deben tratarse.

Los tratamientos pueden ser realizados por el médico dermatólogo en su consultorio y otros realizados por el paciente en su domicilio de acuerdo a la manifestación de las lesiones dermatológicas.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech