Vitiligo

El vitíligo es una enfermedad poligénica, multifactorial adquirida crónica, la cual se caracterizada por manchas blancas en la piel resultante de la destrucción selectiva de los melanocitos (células que le dan el pigmento a la piel.) Esta enfermedad cutánea puede estar asociada a otras enfermedades autoinmunes, alteraciones auditivas y oftalmológicas , y ser parte de síndromes de poliendocrinopatía.
Por otra parte, existen distintas hipótesis etiológicas, las que abarcan factores genéticos, inmunológicos, neurohormonales, citotóxicos y bioquímicos (ej: el estrés oxidativo) y algunas teorías de melanocitorragia y disminución de la supervivencia de los melanocitos. Es importante saber que esta enfermedad es de distribución mundial entre el 0,5 al 2% de la población con afectación de todas las razas y en igual proporción entre ambos géneros. Se puede presentar en cualquier edad siendo su mayor incidencia entre los 10 y los 30 años.

En los últimos consensos internacionales el vitíligo puede ser clasificado en dos formas mayores:

Vitiligo no segmentario: Es la forma de presentación más común que se caracteriza por máculas (manchas) y parches blancos, simétricos, que generalmente aumentan progresivamente de tamaño.

Vitíligo segmentario: Se caracteriza por su distribución unilateral (asimétrica), que afecta parcial o totalmente un segmento cutáneo (dermatoma).


El diagnóstico del vitíligo es básicamente clínico, complementado en ocasiones con el examen con luz de Wood (luz ultravioleta) y sólo en algunas situaciones que plantean dificultades diagnósticas se recurre al estudio histopatológico.

El objetivo principal del tratamiento es estabilizar el proceso de despigmentación logrando la recuperación del pigmento en las lesiones, teniendo en cuenta que entre más tiempo pasa sin tratarse esta patología menos respuesta se obtendrá en el paciente que la padece. Por otra parte, el resultado es también la búsqueda de que sea cosméticamente aceptable; en promedio un 30% de pacientes no responden a ningún tratamiento. Los tratamientos pueden ser desde el uso de cremas para detener la despigmentación, fototerapia y en algunos casos seleccionados algunas terapias sistémicas que buscan detener la destrucción de los melanocitos, pero cada paciente que padece esta enfermedad es diferente y los tratamientos son personalizados que dependerá del tipo de vitíligo, el grado de extensión y la actividad de la enfermedad.


Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech