VIRUELA SIMICA


La Viruela símica (VS), se caracteriza por ser una zoonosis viral (virus transmitido de animales a los humanos). Este tipo de virus es del género Orthopoxvirus de la familia Poxviridae. La VS fue descubierta en el año de 1958, pero su afectación a humanos fue reconocida como una enfermedad en el año de 1970.

La transmisión de la VS entre humanos ocurre mediante gotas respiratorias grandes como tos y estornudos, además durante el contacto directo con las lesiones activas y también por el contacto directo con ropa de personas infectadas. También es importante conocer que la transmisión de este virus puede ocurrir a través de la placenta de la madre al feto (lo que puede llevar a la VS congénita) y/o después del nacimiento entre el contacto directo madre e hijo. Por otra parte, actualmente no está claro si la viruela del simio se puede transmitir específicamente mediante transmisión sexual. Se necesitan estudios para comprender mejor este riesgo.

La presentación clínica de esta enfermedad puede tener los siguientes signos clínicos:
• Fiebre
• Erupción cutánea
• Inflamación de los ganglios linfáticos

Sin embargo la VS suele ser una enfermedad autolimitada, con síntomas que pueden durar de 2 a 4 semanas, pero también se ha observado cuadros clínicos graves que pueden llevar a la muerte. Recientemente se ha comunicado que la tasa de letalidad es alrededor del 3%-6%.

La infección se puede dividir en dos períodos:

1. Período de invasión (dura entre 0 y 5 días) caracterizado por fiebre, dolor de cabeza, linfadenopatía, dolor de espalda,dolores musculare ,falta de energía. La erupción de la piel por lo general comienza dentro de 1 a 3 días de la aparición de la fiebre.

2. Erupción Cutánea tiende a concentrarse más en cara y extremidades que en el tronco. Estas lesiones dermatológicas evolucionan secuencialmente de máculas (manchas rojas inflamadas) a pápulas (lesiones sobreelevadas), vesículas (lesiones menores de 5mm llenas de líquido claro), pústulas (lesiones llenas de líquido purulento) y costras que se secan, se caen y son muy pruriginosas.

La confirmación y diagnóstico de la VS solo podrá realizarse por laboratorio, para lo cual se deben recolectar muestras de fluidos tomados del interior de más de una lesión en piel (se sugiere un hisopado de la lesión), que tengan apariencia distinta entre sí, e idealmente, de diferentes zonas del cuerpo. Estas deben ser almacenadas y remitidas al Laboratorio Nacional de Referencia del Instituto Nacional de Salud en medio de transporte viral o en solución salina estéril.

Se puede considerar la biopsia de las lesiones teniendo en cuenta el criterio médico. Adicionalmente, muestras de sangre total y/o suero, e hisopado respiratorio pueden ser requeridas para la detección de otros agentes del diagnóstico diferencial.

El tratamiento de la VS hasta el momento no es específico contra la infección por este tipo de virus. Sin embargo, hay antivirales en estudio y en vías de aprobación, hasta el momento muy pocos aprobados para el tratamiento y no son ampliamente disponibles en el mundo. Aunque los síntomas de la VS símica suelen resolver espontáneamente, la atención clínica debe optimizarse al máximo con el fin de aliviar los síntomas, controlar las complicaciones y evitar secuelas. Se debe ofrecer abundantes líquidos y alimentos a los pacientes para mantener un buen estado de hidratación y nutrición. Las sobreinfecciones bacterianas secundarias deben tratarse según esté indicado.

Sí se considera tener los signos y síntomas de esta enfermedad después de haber tenido contacto con un caso confirmado debe comunicarse con su EPS.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech

Información obtenida de
https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/VS/ED/abece-viruela-simica-mono.pdf