QUERATOSIS ACTINICAS

La queratosis actínicas o también conocidas como queratosis solares, son lesiones premalignas de la piel secundarias a la exposición solar crónica en áreas foto-expuestas en respuesta a la exposición solar acumulativa. Clínicamente se manifiesta como placas eritemato- escamosas con una superficie áspera al tacto que en ocasiones pueden tener pigmento lo cual les puede conferir un tono parduzco; su morfología pueden tener formas redondeadas u ovaladas. Los sitios de mayor predilección son: cara, pabellones auriculares, caras laterales del cuello, antebrazos y el dorso de las manos. Por otra parte algunos otros síntomas que los paciente experimentan es una sensación de punzadas o de sensibilidad aumentada.


Por otra parte, para algunos dermatólogos consideran que las queratosis actínicas no solo son una lesión precancerosa, sino como un tumor cutáneo inicial y superficial de evolución lenta.


La exposición al sol es la causa de casi todas las queratosis actínicas, pero hoy en día no debemos olvidar que tenemos múltiples equipos que producen rayos ultravioletas como luces blancas, computadoras, smartphones, tablets entre otros. Por otra parte, ciertos grupos de personas tienen algunos factores de riesgo donde se incluyen los siguientes:


· Personas de piel blanca, rubios o pelirrojos, ojos azules, verdes o grises, corren mayor riesgo, aunque las de tez oscura también la pueden desarrollar si se exponen al sol sin protección.


· Las personas que tienen el sistema inmunológico deprimido como consecuencia de la quimioterapia contra el cáncer, síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) o de un trasplante de órgano.


· Los ancianos son más propensos que los jóvenes a desarrollar queratosis actínicas, debido a que la exposición acumulativa al sol aumenta con la edad.


Los afroamericanos pueden estar mejor protegidos de estas lesiones por el alto contenido de melanina en la piel, sin embargo esto no significa que no pueden llegar a presentar este tipo de lesiones . Generalmente las queratosis actínicas tienden a persistir por años, como también pueden evolucionar hacia un tipo de carcinoma de células escamosas. La presencia de queratosis actínicas es un marcador de daño solar lo que muchas veces se puede asociar con un mayor riesgo de canceres de piel.


Para el manejo de estas lesiones es importante la valoración por el dermatólogo el cual determinara su manejo de acuerdo al número de lesiones, localización además de la evaluación clínica y dermatoscopica de las lesiones.




Dra. Cristian Rocha
Dermatólogo
RyZ Dermatech