NOTALGIA PARESTÉSICA


La notalgia parestésica (NP), es una en una entidad enigmática para los dermatólogos, dado que no se conocen bien su prevalencia ni su fisiopatogenia , además tampoco existe un tratamiento estandarizado.

Se ha observado que esta patología es más frecuente en mujeres de edad media o adultas mayores, pero en algunos estudios se ha observado casos en jóvenes con un carácter hereditario. La NP esta clasificada dentro de las mononeuropatías sensitivas focales, de las que se han descrito diferentes territorios neurocutáneos como por ejemplo:

• Prurito braquiorradial (nervio cutáneo anterobraquial)
• Quiralgia parestésica (nervio radial)
• Meralgia parestésica (nervio femorocutáneo)
• Gonalgia parestésica (nervio safeno)
• Digitalgia parestésica (nervio digital).

Sobre su origen se han postulado diversas teorías, siendo las más reconocidas las dos siguientes:

1. Esta entidad está producida por un proceso vertebral degenerativo, traumático o compresivo, como por ejemplo una herniación del núcleo pulposo o un osteofito. Se observo que en un 80% de los pacientes existían alteraciones radiológicas en la médula espinal y en un 60-70% de ellos estas anormalidades se correlacionaban con la localización topográfica de la NP. Según autores de diversos estudios la compresión de una raíz nerviosa por la columna con un proceso degenerativo sería la causa de esta entidad; pero en otros estudios también han observado en pacientes con alteraciones degenerativas de la edad sin ningún tipo de manifestación cutánea por lo que se concluyen que son probables hipótesis.

2. La otra hipótesis en la etiología se focaliza en una alteración en la inervación de las ramas posteriores de los nervios periféricos espinales donde se sugiere que se debe a la peculiaridad de los ramos posteriores de los nervios espinales que salen de T2-T6 y al atravesar el músculo paraespinal multifidus cambia su dirección a 90o, lo que predispone al atrapamientos de los nervios y que conlleva posteriormente cambios isquémicos y finalmente a lesión del nervio lo que conllevaría a la información errónea de los nervios produciendo dolor o prurito y consecuentemente, alterar la neuroanatomía de la piel.



Respecto a la clínica, al examen dermatológico se observa una macula (mancha) hiperpigmentada circunscrita además de eritema , excoriaciones secundarias al rascado crónico, la localización es casi siempre entre los segmentos dorsales T2 - T8 (regiones interescapular, subescapular o paravertebral). Lo habitual es que curse con dolor de características neuropáticas (sensaciones anormales llamadas disestesias y dolor producido por estímulos normalmente no dolorosos llamado alodinia), o más frecuentemente con prurito hasta en un 60% de los casos, que puede considerarse también de tipo neuropático. A diferencia del dolor neuropático, el prurito es menos reconocido como secuela de una lesión nerviosa.



Por lo general el diagnóstico es clínico y en los casos donde se realizan biopsias estas suelen tener cambios inespecíficos, pero en casos donde se observa en la anatomía patológica depósito de sustancia amiloide, la actitud frente al tratamiento no cambia, pero se denomina amiloidosis macular.



El tratamiento a veces no es necesario por cursar con leve prurito por lo que se recomienda hidratación de la zona afectada, pero en los casos que existe sintomatología importante se han utilizado antihistamínicos, corticoides tópicos e intralesionales, cremas hidratantes, incluso cremas con anestésicos locales, con respuestas muy variables. En caso de obtener mejoría con el tratamiento, la sintomatología reaparece al suspender los tratamientos. Por otra parte, es importante entender que esta patología es multifactorial con expresión cutánea por lo que también las valoraciones por ortopedia, neurología son de gran utilidad para el manejo interdisciplinario para lograr el control de la NP.






Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech