ERITEMA ANULAR CENTRIFUGO


El Eritema Anular centrifugo (EAC), es considerado una dermatosis inflamatoria de origen no establecido y poco frecuente. Por otra parte, no se han observado diferencias en cuanto al género, raza o grupo etario; sin embargo se ha observado su mayor incidencia en pacientes entre los treinta y cincuenta años , pero incluso se ha observado también en niños y adultos mayores.


El EAC, su presentación clínica se caracteriza por ser crónico y recidivante, con una duración en promedio de dos años según lo comunicado en la literatura, pero existen comunicaciones de algunos dermatólogos que puede persistir hasta por más 20 años. También se ha estudiado una forma familiar de la enfermedad con herencia autosómica dominante, y se ha denominado eritema anular familiar, lo que permite suponer una susceptibilidad genética.


Como se mencionó, no se conoce el mecanismo de acción por el cual se produce el EAC; se cree que estaría generado por un patrón de hipersensibilidad a antígenos(alérgenos). Sin embargo, lo que se ha podido determinar en la tercera parte de los casos es que coexisten factores asociados como:


Fármacos: diuréticos, AINES, finasteride, amitriptilina, antipalúdicos, interferón alfa-2ª, ribavirina, salicilatos, piroxicam, estrógenos, cimetidina, terbinafina, penicilina, ampicilina, vitamina K, sales de oro, rituximab, ustekinumab, sorafenib.


Infecciones: principalmente por Dermatofitos (Hongos) pero también otros hongos como cándida, Penicillium del queso fermentado, virus: poxvirus , virus de EpsteinBarr, varicela zoster, VIH Bacterias como pseudomonas, Yersinia pestis, Coxiella burnetii, Escherichia coli, Mycobacterium tuberculosis y parásitos como Phthrius pubis.


Enfermedades autoinmunes: endocrinopatías autoinmunitarias, Lupus eritematoso, Artritis reumatoide, Poliarteritis crónica, Síndrome de Sjögren, Crioglobulinemia mixta, Psoriasis, Pénfigo vulgar, Penfigoide ampollar, Dermatitis IgA lineal, Anemia hemolítica, Enfermedad de Crohn.


Neoplasias: Su asociación no es común pero principalmente se lo ha relacionado a linfomas y leucemias, y además de discrasias sanguíneas como Mieloma múltiple e Histiocitosis maligna, y con menor frecuencia a tumores sólidos como Cáncer de útero, mama, pulmón, ovario, recto, tiroides, próstata y nasofaringe.


Embarazo: En el cual estaría involucrada la acción de la hormona gonadotrofina coriónica humana.


Otros: Síndrome hipereosinófilico, Sarcoidosis y hepatopatías (enfermedades del hígado) como el Síndrome de Budd-Chiari.


La presentación clínica es dada como múltiples máculas (manchas) o pápulas eritematosas asintomáticas (lesiones sobreelevadas), de crecimiento centrífugo con un aclaramiento central que les confiere un patrón anular (forma de anillos). Las localizaciones anatómicas que con mayor frecuencia se presentan afectadas son tronco, glúteos, muslos. Por lo general no suele afectar mucosas. El número de lesiones puede ser únicas o múltiples.


Para la confirmación del diagnóstico y la diferenciación de otros diagnósticos diferenciales la toma de biopsia cutánea y el estudio histopatológico permitirán confirmar o descartar este posible diagnóstico de EAC.


Para finalizar no existe un tratamiento específico ni protocolos de manejo establecidos y se considera que la intervención más importante es identificar en lo posible y retirar o tratar el factor o los factores desencadenantes.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech