Pediculosis

La pediculosis o infestación por piojos es una dermatosis muy común, que se presenta en niños en etapa escolar y que puede tener una repercusión en muchas ocasiones a sus familias. Esta patología cutánea es ocasionada por el pediculus humanus corporis (piojo humano) que son parásitos que afectan principalmente el cuero cabelludo y son hematófagos (se alimentan de pequeñas cantidades de sangre del humano). Es importante saber que los piojos no brincan, ni vuelan ni saltan por tal motivo el contagio es por contacto cercano y prolongado entre una cabeza y otra, o por compartir elementos como peinetas, cepillos o accesorios para la cabeza.

El síntoma característico de la infección por piojos es el prurito (picazón) y es ocasionada por la irritación producida por la saliva del piojo, se presenta principalmente en la región del cuello (nuca) o detrás de las orejas. En ocasiones el rascado intenso provoca lesiones en la piel que pueden servir de puerta de entrada a infecciones bacterianas que van a producir una sobreinfección y que requerirán de tratamiento antibiótico.

Para hacer el diagnóstico de la pediculosis no es necesario realizar exámenes de laboratorio adicionales, basta solo con el examen físico que se realice al paciente en donde se evidencie la presencia del parasito y sus huevos (liendres) . Para hacer un buen examen físico del paciente se debe disponer de una adecuada iluminación, en lo posible luz solar y se debe observar mechón por mechón de pelo de forma ordenada. Las liendres son como conitos invertidos perlados, de aproximadamente 5mm de largo, color gris amarillento cuando tiene pocos días de vida, y marrón oscuro cuando están por incubar. Estas se adhieren al pelo (las hembras de los piojos los pegan con una sustancia quitinosa (dura) a menos de un centímetro de la raíz del pelo). Por regla general, aquellas que se encuentran a más de 5cm del cuero cabelludo ya están vacías y toman un color blanquecino.

En el tratamiento de la pediculosis se pueden emplear diversos medicamentos antiparasitarios en champú , lociones o medicamentos sistémicos que van dirigidos a matar el parásito adulto y no a las liendres. Para estas últimas es necesario peinar el cabello con un peine fino cada dos días y eliminarlas de forma mecánica.

Es muy importante realizar el tratamiento en todo el grupo familiar al mismo tiempo para cortar la cadena de contagio. Además recordar que ciertas medidas como el aseo de los elementos personales como peines o cepillos con agua caliente y agregar champú para la pediculosis, lavar la ropa de cama y de uso diario con agua caliente, pasar aspiradora en sillones, asientos de auto y lavar los juguetes de uso diario que comparten los niños.

Si bien la pediculosis puede ser muy molesta por el prurito que presenta, no provoca enfermedades graves ni transmite ninguna enfermedad. La pediculosis se puede tratar en el hogar, pero es importante verificar antes con el médico para que indique el tratamiento adecuado, ya que algunos de los medicamentos mal utilizados pueden ser tóxicos para la salud. Además es importante que no se utilicen remedios caseros o sustancias peligrosas como kerosene, insecticidas organofosforados ya que pueden poner en peligro la vida de niños y adultos.

Los piojos se pueden fijar al cabello de cualquier persona. No importa si el cabello está limpio o sucio, también se encuentran en todo el mundo, en todo tipo de lugares diferentes, tales como en hogares o escuelas, o en el campo o en la ciudad, y no importa qué tan limpio, sucio, rico o pobre sea el lugar o la persona, todos pueden ser susceptibles de padecerla, pero afortunadamente para todos es una patología que tiene cura.




Dra. Leidy Patricia Zuñiga Correa
Médica Dermatóloga
RyZ Dermatech